Villalobos Wine, única en su especie.

Villalobos wine, es una viña familiar y más que orgánica es silvestre.
Hace un tiempo tuve la oportunidad de visitarla y quede maravillada ya que está muy lejos de ser una viña tradicional donde las parras están muy ordenas, aquí las parras conviven entre boldos, zarzamoras, rosa mosqueta entre otras especies logrando un equilibrio natural único mucho más radical que la tendencia orgánica. La naturaleza tiene sus tiempos y ellos sin duda los respetan.

La poda está a cargo de los caballos, si, caballos quienes comen lo justo y necesario de cada parra dejando exactamente la cantidad de brotes que luego serán cosechados por la familia y amigos en una vendimia donde las buenas energías es lo más importante. Muchas de las maquinas que se usan para la vinificación han sido construidas por su dueño y las etiquetas de sus dos cepas también son obra de él, como dice el dicho aquí “todo queda en familia”.

Son 4 hectáreas ubicadas en el Valle de los Artistas*, Lolol y pertenece a la familia de Enrique Villalobos, escultor chileno, desde hace más de 30 años. Aquí la uva era el alimento favorito de los animales hasta que por cosas del “destino” e incentivados por un amigo deciden probar suerte y por amor al arte, vinificar una parte de la producción con más intuición que conocimiento. (2009)

Con amor y dedicación lograron posicionarse como una de las viñas chilenas revelación con su Carignan, el cuál ha sido premiado durante años como el mejor en su especie por la guía Descorchados (2011- 2012) y logrando altas puntuaciones a nivel nacional e internacional.

Carignan, es una cepa de tinto cuyo origen se disputa entre España y Francia, por una parte los españoles se la adjudican por ser de sus parras Cariñena y los franceses por ser originaria de Carigna. De textura liviana, aroma suave y sabor ligero ha ido tomando relevancia en los últimos años.

El vino se caracteriza por tener un aroma algo floral y especiado, tener bajo grado alcohólico, sabor frutal, fresco y suave, ideal para los días de sol. Si hablamos de maridaje le viene muy bien a pescados como la trucha, mariscos, quesos, pastas y postres. Tomarlo a 14° grados es un real placer.

Luego de dedicarse a la producción exclusiva de su Carignan, el 2014 decidieron aventurarse por una segunda cepa. Bajo el nombre Lobo, carmenere, un vino de tonos ácidos, frutales y con notas de chocolate amargo es el compañero perfecto de quesos maduros o un conejo escabechado. Otro éxito que sigue los pasos de su hermano logrando excelentes puntuaciones, como los 91 puntos obtenidos en la guía descorchados (2015)

Si se animan a probarlos puede encontrarlos en algunos restoranes de la capital como Vietnam Discovery (cocina asiática) Le Bistro (Francés), Aquí está Coco (de coco pacheco), 99 (de autor y espectacular) entre otros. Si quiere comprarlo directamente pueden hacerlo en el mundo del vino o escribiendo a contacto@villaloboswine.cl (Valor aproximado $12.000)

• El Valle de los Artistas es un valle donde un “mecenas”, intercambió con más de 150 artistas un terreno por una obra. Es un lugar lleno de mística, con un parque de esculturas que llaman la atención por su tamaño. Puede visitarse sin costo y recorrerse caminando.

Salute!!!

Instañam