Receta: Sopa vietnamita de almejas

Hoy participé de unas clases de cocina vietnamita avanzada (mi primera clase fue el año pasado en Londres) y cocinamos esta sopa que me encantó. Es muy sabrosa… una mezcla perfecta entre mar, el cítrico del lemongrass, el picante del jengibre y el frescor de la albahaca. Lo mejor para un día frío!

La experiencia de la clase se las cuento en otro post, pero les adelanto que partimos temprano en la mañana al mercado local por las almejas frescas. Una delicia.

Ingredientes
  • 1kg. Almejas bien limpias
  • 700ml caldo de pescado o agua hirviendo con una cucharada de sal de mar y una cucharada de azúcar gruesa
  • 2 pedazos de jengibre de 4 cm.
  • 1 taza de albahaca limón
  • 1 taza de albahaca anís
  • 1 ají verde
  • ¼ de taza de cebollín
Preparación
  1. Lavar el lemongrass, el jengibre, el cebollín y las hierbas. Cortar la punta del lemongrass, quitarle la hoja exterior y aplastarlo con el mango de un cuchillo para que se abra, hacer lo mismo con el jengibre y con el ají. Deshojar las hierbas quitándoles los tallos y cortar el cebollín en tiritas.

  2. Poner el caldo a fuego medio. Cuando empiecen a aparecer las primeras burbujitas agregar las almejas, un cuarto de cucharita de sal y un cuarto de cucharita de pimienta negra.

  3. Esperar dos minutos, agregar el lemongrass y un minuto más tarde el jengibre. Evitar que rompa en ebullición, para eso bajamos el fuego, y con una espumadera ir sacando la espuma blanca que se irá formando.

  4. Cocinar hasta que las almejas estén abiertas y agregar el ají. Rectificar el sabor, según el gusto de cada uno se puede agregar más sal de mar o azúcar gruesa. Apagar el fuego.

  5. Servir en un plato de sopa grande. Primero sacamos las almejas, las ponemos en el plato, agregamos los tallos de lemongrass, el jengibre, el ají y el caldo.

  6. Decorar con las hojas de albahacas y el cebollín, dándole altura.

Al momento de comerla exprimir encima media lima y disfrutar!!!
Créanme que en diez minutos tendrán un plato de gran nivel.

Tips:

  • Para cocinar sopas lo ideal es usar almejas baby (chiquititas), lo mismo se aplica para otros mariscos, entre menor sea el tamaño mejor.
  • Si no les gustan las almejas o no encuentran se pueden reemplazar por choritos (mejillones).
  • Para limpiar bien las almejas hay que dejarlas al menos dos horas remojando en agua fría con sal, así lograremos quitar la mayor cantidad de arena posible.

Instañam