Comestilo: Dinner at Hermes´s.

La reconocida casa de modas y por motivo de su recién remodelada tienda, abrió sus puertas con una noche llena de sabor. La celebración, una comida a la altura de su elegancia a cargo de una de las mejores banqueteras del país, Francesca Margozzini y con una producción de lujo.

El menú era de cuatro tiempos, la manera fancy de decir platos, maridados con excelentes vinos de Casa Silva y acompañado de ópera en vivo, todo de cuento.

La mesa estaba delicadamente puesta, cada lugar con el nombre de su dueño en una tarjetita blanca, varios cubiertos a cada lado del plato, cuatro copas por invitado y un refinado pancito junto a un platito con aceite de oliva, más chic que la mantequilla.

Partimos con una causa de centolla, no me acuerdo si se llamaba así pero era igual, la que estaba muy fresca y generosa, con la carne de al menos dos pinzas, o patas, del exótico animal y luego una ensalada verde con espárragos, mango, piñones mini, queso manchego y un rico aliño, que me sorprendió más que lo anterior. A veces lo simple es muchísimo más sabroso.

El plato principal me encantó. Merluza austral sobre saltado de legumbres con puré de zanahorias y jugo de cola de buey trufada, muy a la moda decorada con pétalos de pensamientos. Riquísimo!! La merluza pochada y de piel crujiente, en su punto perfecto, el puré con sabor y textura de seda.

Un crocante de chirimoya, simple pero delicioso fue el final feliz… aun no entiendo como la mitad de las guapas mujeres de la mesa lo dejo intacto y la otra pidió que no se lo sirvieran.

La atención impecable y la decoración, con árboles blancos brillantes que colgaban del techo, preciosa. Se rumoreaba que vinieron cinco veces de Paris a probar el menú y los felicito, me parece que acertaron.

Confieso que la invitada no fui yo sino un amigo, pero no importa, al final lo que cuenta es probar. Perdonen la calidad de las fotos y que no sean muchas, pero no pude sacarle más a los platos, porque claro, la sofisticación del lugar no permitía mucho asombro.

Instañam