Lo nuevo en Barrio Franklin

Dentro de una galería y en pleno Barrio Franklin se encuentra la recién inaugurada Maestranza, la nueva propuesta de Cristian Gaete exchef de ChiPe y La Fortunata Bistró, que sin duda dará que hablar.

Las razones son varias, entre ellas dejar el paradigma de que sólo se pueden crear lugares con estilo en comunas del sector oriente, demostrar que el chileno “popular” sí se atreve a probar platos y sabores distintos, que la comida rica es para todos, que la vida de barrio es lo que viene y que importa más crear comunidad que competir, tanto así que mientras estábamos comiendo salió la cocinera del local de al lado con una bandeja llena de pailas con pastel de papas, como ella no tiene horno usa el de ellos. Aquí todos son bienvenidos y los clientes muy variados, desde trabajadores del sector hasta abuelitos que andan de paseo y una comilona como yo.

Su cocina está enfocada en sabores chilenos y otros más, con un “twist” o toque especial del cocinero y según lo que ofrece el mercado cada mañana asegurando así la calidad y frescura de los ingredientes. Todos los platos son caseros, cocinados ahí y con productos artesanales, incluso el mismo Cristian elabora los embutidos, como sus maravillosas prietas… ¿existirá algo más rico?
Por ahora solo abren al almuerzo y el menú cambia todos los días siempre ofreciendo una opción vegetariana, incluye entrada, plato de fondo, postre y té helado por $4.000 CLP. Genial.

Cuando fui me tocó; de entrada ceviche de champiñones sobre torta frita, masa parecida a la de empanadas que contrastaba deliciosamente con el fresco de las hojas verdes y el juguito del ceviche, una opción diferente al clásico de pescado y muy rico, que sorprendió positivamente a los comensales de la mesa de al lado que nunca lo habían imaginado ni probado. Punto para Maestranza.

De fondo, un arroz de sabor intenso y cremoso a la cúrcuma con tres pedazos de lengua blandísima y sabrosísima, acompañada de salsa nogada que tenía verdaderos trocitos de nuez que aportaban un toque crocante. Delicioso.

La opción vegetariana o vegitra como le llaman, era un exquisito guiso de acelgas y berenjenas con carne vegetal, arvejas, porotitos negros y sobre papitas fritas. Contundente, con distintas texturas y sabores, donde la carne no se extrañaba ni un solo poco.

Y para terminar una chilenísima leche asada de estilo propio, con harta canela como me gusta. La verdad estaba todo muy muy bueno.

Aunque el local en si es pequeño al estar dentro de una galería y ser abierto se siente bastante amplio, es extremadamente acogedor, con mesas de madera, manteles alegres con florcitas, losa al estilo de la abuela y tazas de metal enlozado que transmiten una sensación de tradición y de estar en casa. Definitivamente un imperdible de la ruta gastronómica de Franklin, ideal para ir en la semana o el sábado después de cachurear por los galpones de antigüedades del barrio.

¿Dónde? Franklin 1215 local 42, casi esquina con San Diego y dentro de una galería. ¿Transporte público? Si, Estación de metro Franklin. ¿Cuándo? De lunes a viernes de 12:30 a 18:00 y Sábados de 13:00 a 18:00. Horario continuado.

Instañam