La Fuente: Chilean Sandwiches

Si algo se echa de menos estando lejos de Chile, además de la familia y los amigos, son las sangúcherias tan propias de nosotros. Y es que sí, tanta enjundia y esa tradición de poner de todo lo que se pille entre dos panes, frica, batido, dobladita, marraqueta o hallulla, con rebosante mayo casera es casi pornográfica.

Salchicha, lomito (cerdo), churrasco (vacuno), ave (pollo), pescado frito, as (pan de completo con churrasco) o lo que sea en sus versiones; italiano (palta, tomate, mayo), brasilero (palta, queso fundido), completo (tomate, mayo y chucrut), Luco (con mucho queso) y por supuesto de ¨one and only¨ que recibe su nombre de la chacra; el Chacarero (tomate, poroto verde, ají verde), se añoran por otros lados.

Por eso cuando supe que en Perth, ciudad australiana donde me encuentro ahora, abrió La Fuente, un carro de comida callejera especializado en sangúches chilenos, no pude dejar pasar la oportunidad de venir a probarlo y deleitarme con sabores que me acercaran a mi querido Chile.

Ubicada al norte de la ciudad en el estacionamiento de la bella y kilométrica playa Mullaloo, se estaciona sábados y domingos La Fuente, que con chilenismos escritos como pó, cachai, tiki tiki ti y un indio pícaro parado en el mesón invita a los que pasean por ahí a probar comida chilena, específicamente sándwiches al estilo Sudamericano: completo, churrasco y as, más la infaltable chorrillana de fuente de soda.

Es atendida por sus propios dueños; María Victoria, a cargo de los pedidos, y Ricardo su marido, a cargo de la plancha, ambos jóvenes compatriotas que dejaron sus trabajos para emprender en esta aventura llena de sabor, y a quienes le tengo toda la fe.

Llegamos a los 12 pm un domingo y ya había varias personas comiendo sentadas sobre mantitas de picnic en el pasto, y otras haciendo su pedido, fue genial escuchar a una australiana pedir un ¨completo italiano y un churrascou completo¨, me sentí orgullosa y feliz por ellos.

Creo que no pudieron pensar en un mejor nombre para este carro, si recordamos las icónicas La Fuente Alemana, La Fuente Mardoqueo y La Fuente Suiza, y sus seguidoras La Fuente Chilena, La Fuente de Vitacura, La Fuente Brasil (Antofagasta) y quizás cuantas más.

Por mi parte no deje pasar el chacarero y gracias a los demás pude probar el completo italiano, el churrasco italiano y la chorrillana. Los sándwiches eran muy generosos, con una exquisita mayonesa casera y pan fresco, la salchicha era de sabor chileno, todos chorreantes y riquísimos… realmente hacen honor a los que comemos allá.

Por su parte la chorillana muy contundente, coronada con un huevo frito y con papas de corte grueso, ideales para untar en la yema líquida, no se quedaba atrás.
Los precios rodeaban los $12 AUD, casi $6.000 CLP lo que es muy acorde al mercado australiano donde los costos son bastante más elevados.

Una visita obligatoria si eres chileno, latinoamericano, europeo, asiático, africano o australiano, que vive por aquí, y recuerda… Sándwich que no chorrea, no es tan bueno!!!

Mullaloo Beach, invita a pasear luego de comer

Instañam