Lavanda a la hora del té

La lavanda es una de mis flores favoritas, su olor me relaja y me encata el toque de sabor que le aporta a las comidas, en especial a los dulces e infusiones.

Es muy buena para la salud, sobre todo para el sistema nervisos ya que por su poder calmante ayuda a bajar el estrés, la ansiedad, la depresión, los cambios de humor, el insomnio y los problemas respiratorios. Además es un antiséptico natural excelente para la piel y el pelo.

Cerca de donde estoy viviendo hay un salón de té llamado Cape Lavender teahouse dedicado a esta flor donde se pueden encontrar ricos productos de comida y belleza a base de lavanda, ideal para pasar una tarde tranquila y conversada, comprar algún regalito o los dos.

Como mi amiga Mili sabe lo que me gustan los lugares especiales me invitó a conocerlo y quedé muy feliz. El café ofrece algunas tortas como la red velvet, helado de lavanda, scones de lavanda o queso, cafés, te e infusiones y en la tienda se encuentran cremas, shampoo, aceites y balsamo para los labios, todo con... lavanda!

Para la hora del té pedimo la opción de scone de lavanda, con mermelada de frutilla lavanda y crema montada con un té de lavanda! $10 aud | $5.000 clp.

La tetera rinde para 4 tazas y era un mezcla de hojas de té con petalos de lavanda, muy relajante.

Los scone estaban muy frescos y esponjosos. El sabor a lavanda era muy sútil, ya que la masa no estaba savorizada si no que se sentía el sabor intenso de la lavanda al comer la florcita.

El lugar era de decoración simple pero todo tenía color o diseño de lavanda y había una tiendita donde se podía comprar desde azúcar de lavanda a $6,5 aud. hasta las teteras a $35 aud.

En Frutillar al sur de Chile tambíen tenemos un casa de té lavanda, que es extremadamente bonita ideal para gente tranquila... cuando fuí no me dejaron sacar fotos y nos pedían que hablaramos despacito algo un poco estresante para un mujer expresiva como yo, pero igual vale la pena conocerlo.

Instañam