“Kaeng Khiao Waan Kai”

Uno de los platos típicos de la cocina Thai, más conocido en occidente como curry verde de pollo y uno de mis favoritos de este mes. Su sabor me encanta. La leche de coco con el toque picante del curry, el aroma cítrico de la lima de kaffir y la dulce sutileza del azúcar de palma son un verdadero viaje a Tailandia.

Esta receta es una adaptación de la receta original, ya que esa lleva algunos ingredientes difíciles de encontrar en todos lados, como es el caso de la berenjena tailandesa y en vez de preparar la pasta de curry verde uso la pasta que venden en los supermercados asiáticos.

Es tan fácil y rápida de cocinar que les aconsejo tener siempre a la mano un tarro de leche de coco y la pasta de curry verde, créanme que van a sorprender a cualquiera!!

Ingredientes para dos personas
  • 1 pechuga de pollo grande en cubos
  • 1 tarro de leche de coco
  • 1 cucharita de café de pasta de curry verde
  • 1 cucharita de azúcar morena (o de palma)
  • ½ zapallo italiano en cubitos
  • ¼ de brócoli
  • ¼ pimentón rojo
  • Hojas de albahaca
  • Hojas de lima de kaffir
  • Limón en cuartos
Preparación
  1. En un sartén caliente, poner un chorrito de aceite y sellar los cubos de pollo, esto es cuando están blanco por todos lados.
  2. Agregar ¼ de la leche de coco, la pasta de curry verde y el azúcar, revolver bien y dejar cocinar por 5 minutos.
  3. Agregar el resto de la leche de coco, las hojas de lima de kaffir, un poco de jengibre rallado y las verduras.
  4. Cocinar a fuego medio hasta que el pollo esté cocido y las verduras en su punto.
    Decorar con albahaca (en la foto use cebollín porque no me quedaba albahaca!) y un cuarto de limón.

Idealmente se come acompañado de arroz blanco de jazmín o con tallarines de arroz. Pero si no tienen el arroz blanco común quedará bueno igual.

Personalmente me gusta que se sienta el picante pero no tanto, por eso para mi una cucharita de pasta de curry es más que suficiente, pero la intensidad depende de cada uno. También me encanta ponerle un poco de jugo de limón… y si no tengo algunas de las verduras de la lista las cambio por las que hayan, por ejemplo un poco de papa o zanahorias en cubos, se que no es fiel a la receta thai pero queda rico igual!!!

La pasta de curry se puede encontrar en la sección de comida asiática de los supermercados o en el caso de Santiago en Patronato, calle Antonia Lopez de Bello. El valor aprox. es de $2.900 clp y dura bastante.

P/D: La pasta de curry es lo que le da el color verde sobre todo si es casera. En mi caso no queda tan verde porque no le pongo mucha. Si también prefieren el picante más sutil pero quieren lograr el verde leí por ahí que si se mezcla con albahaca triturada ésta le aportará más color.

Instañam