Adicta a 8 Reinas

Siempre lo he dicho, soy una amante real de los helados, una groupie, una adicta. Sea donde sea que vaya, me seducen, me tientan y me hacen chupetearlos. Desde los más puros artesanales hasta los que vienen entre galletas, los he comido en pan, en su versión japo mochi, de palta, con pimienta o albahaca, de nuez moscada, y por supuesto, fui tras ellos a Italia.
Por lo anterior me siento con la mayor propiedad de decirles, que los helados de 8 Reinas, son por lejos unos de los mejores que he comida en mi vida.

Elaborados con 100% leche de oveja, con ingredientes naturales y de forma artesanal, son una real delicia que se disuelve poco a poco en la boca, con una textura densa y extremadamente cremosa, como seda. Hechos en el sur de Chile, específicamente en Puerto Varas, son mi gran imperdible de todo aquel que visite esta ciudad, sin importar que llueve o truene, aunque lo mejor sería con un soleado día.

Como me dijo su creadora, Nicole Harvey, son en primer lugar elaborados con pasión, segundo con materias primas de gran calidad, eso créanme se nota y vaya que se nota, y tercero son los únicos en Chile que se hace en base a leche de oveja, y cuál sería la gracia de esto, es que este tipo de leche no necesita que se le agreguen grasas externas, por lo que son muchísimos más livianos y sanitos. Además son ideales para los intolerantes a la lactosa.

Más info en su Instagram @8reinas o en su correo helados8reinas@gmail.com, ahí podrán saber sobre precios, formatos y lugares donde los pueden encontrar.
Honestamente amantes de los helados como yo o no, pruébenlos antes de morir.

P.d: Los buenos sabores me alegran tanto que puedo escribir mi amor por ellos en dos minutos, como en este caso.

Instañam