A la parrilla. Queso de cabra y más.

Creo que es una de mis últimas adquisiciones de cocina favoritas, si no la más favorita. Una paila de fierro ideal para cocinar a fuego directo, y también al horno.

El otro día hicimos un asado y éste aperitivo les encantó a todos.

Preparación:

  1. Hidrata tomates secos en un poco de agua caliente y córtalos en pedazos medianos.
  2. Pon un poco de aceite de oliva en la paila.
  3. Agrega queso de cabra en cubos y si quieres queso mantecoso, los tomates, champiñones en cuartos y aliña a gusto con orégano o las hierbas que más te gusten.
  4. Salpimienta.
  5. Pon la paila en el fuego hasta que el queso se haya derretido.

Puedes comertela acompañada de pan o galletitas y maridada con una buena cerveza artesanal, como una Goose Island con aroma a limón.

Instañam